senta







Social centre and languaje school in Lavapiés, Madrid
Degree final project 2005 - info

El esgrimista sigue atento a una punta móvil. La delgada e inmaterial línea continua flota en el aire, inquieta y etérea como un rayo. Se volatiliza inmediatamente, surge y desaparece.

El esgrimista sigue un rastro.

En la esgrima sólo hay una punta móvil, sin referencia al terreno de juego. No hay ningún plano. El juego no existe aunque exista el tapiz. No crea espacio, ni lo ordena, mientras no se juegue, mientras no haya movimiento.

El esgrimista es dialéctico. Una pregunta, una respuesta posible. No se puede jugar solo. No necesita del terreno de juego. El espacio lo genera el movimiento. Un punto moviéndose, rápido, forma una línea. Las relaciones espaciales son fundamentalmente diagonales. El punto alcanza la máxima velocidad. Cuanto más rápido, más juego.

Propongo que nuestra arquitectura sea así. Un espacio que sea el rastro instantáneo del uso. Un pensamiento ágil instantáneamente materializado. Una estructura solidificada en un instante, casi a punto de desaparecer. Un espacio cuya definición no dependa de los suelos. Hay que "llenar un plano muerto y gris con un arabesco vivo, clarísimo, estremecido, sin punto muerto, que se pueda recordar mañana"*

Federico García Lorca obras completas* en
Federico Soriano es pequeño llueve dentro y hay hormigas:::

Client Academic project (UPC)
Size
Budget
€/m2
Status Submitted 2005
Team Albert Cardellà